TLF: 958 550 101 Email: infoweb@araferasesores.com

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido prorrogar nueve meses, hasta diciembre de 2017 "o más allá, si fuera necesario", el programa de compra de deuda que vencía el próximo mes de marzo. Sin embargo su volumen se rebajará de 80.000 a 60.000 millones de euros mensuales a partir de abril. En la rueda de prensa posterior a esta decisión, el presidente del BCE, Mario Draghi, ha revelado los cambios en el programa de compra, entre ellos que se permite adquirir deuda con vencimiento a un año (antes el mínimo era dos) y que se permitirá comprar deuda con rentabilidad por debajo del -0,4% (es decir, por debajo de la tasa de depósito).

Según cálculos de Bloomberg, el 22% de la renta fija europea, equivalente a 1,3 billones de euros, cotiza aún con intereses que superan este -0,4%. Draghi ha señalado que "quitamos esta barrera por si existe la necesidad. No es una obligación, solo una opción más". Buena parte de las preguntas de la rueda de prensa se han centrado en el freno en los estímulos introducidos o 'tapering'. "Hoy no hemos hablado de 'tapering'", ha subrayado Draghi, que, al ser preguntado de nuevo sobre esta cuestión, ha replicado que el 'tapering' "no ha estado sobre la mesa".

"Un 'tapering' es una retirada progresiva de estímulos hasta que el volumen de compras llegue a cero. No es este caso, el BCE seguirá en el mercado", ha añadido Draghi, que ha asegurado que "nadie en el Consejo de Gobierno ha manifestado la necesidad de discutir el 'tapering'". La institución ha reiterado que comprará deuda pública y privada de la zona del euro "hasta que vea un ajuste sostenido en el ritmo de inflación consistente con su objetivo". "Queremos transmitir el mensaje de que el BCE permanecerá en los mercados mucho tiempo".

Draghi ha explicado que el ajuste en el programa de compra de deuda refleja una recuperación moderada, pero en ascenso, de la economía europea, e incluso ha apuntado que hay indicaciones de una recuperación global más fuerte. "La reducción del programa de compras a 60.000 millones no es una retirada de estímulos, sino una vuelta a la normalidad, al plan inicial del programa modificado por las condiciones adversas a las que nos enfrentábamos y que ahora se han atenuado". Además, y tal y como estaba previsto, el BCE ha decidido mantener los tipos de interés y la facilidad de depósito sin cambio, en el 0% y el -0,4%, respectivamente, sus mínimos históricos.

La práctica totalidad de los analistas daba por hecha la ampliación del programa de compra de deuda (80.000 millones al mes) más allá de marzo. El consenso apuntaba a una prórroga de seis meses, hasta septiembre, aunque una minoría apostaba por una reducción de la cuantía destinada a las compras de deuda o incluso una opción intermedia que finalmente se ha hecho realidad: flexibilizar sobre la marcha sus compras para reservarse la opción de ir reduciendo esta cuantía en función de las condiciones del mercado.

Expansión, 09-12-2016

 aenor certificados2   

droppedImage 1

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. Política de Cookies.

  Acepto Política de Privacidad
EU Cookie Directive Module Information