TLF: 958 550 101 Email: infoweb@araferasesores.com

El colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) afirma que un plan "eficaz y realista" contra el fraude fiscal podría aumentar la recaudación en unos 40.000 millones de euros anuales, según las propuestas realizadas por el sindicato de cara a las elecciones generales del 26 de junio.

De acuerdo con Gestha, el fraude y la evasión fiscal tienen un "alto coste" para la sociedad en su conjunto, pues no sólo suponen un "agujero" en la recaudación de las arcas públicas, sino también en el bolsillo de los contribuyentes, ya que pagan cada año 2.000 euros más de media en impuestos.

Los Técnicos de Hacienda indican que el fraude y la evasión, unidos a la crisis económica, han lastrado la recaudación fiscal desde 2008 en un total de 253.559 millones de euros acumulados en ese periodo. Este desplome, añade, se ha notado especialmente en el Impuesto de Sociedades, que entre 2007 y 2014 bajó un 58,2% (173.370 millones acumulados en ese período) ante la caída de la actividad económica y las técnicas de "ingeniería fiscal" que usan las grandes multinacionales, que actualmente tributan a un tipo medio efectivo de alrededor del 6%, cuando el resto de empresas lo hace al 15%.

Según Gestha, esta pérdida recaudatoria se produce, además, en un contexto en el que la presión fiscal en España sigue estando por debajo de la media europea y de las principales potencias económicas vecinas. Según los últimos datos facilitados por la oficina estadística comunitaria Eurostat, relativos al año 2014, en España la presión fiscal es del 34,4% del PIB, frente al 40% de la media de la UE y siete puntos por debajo de la correspondiente a la zona euro, que asciende al 41,5% del PIB, y más de 10 puntos por debajo de países como Francia (47,9% del PIB).

Gestha explica que si la presión fiscal se ajustara a los estándares medios de la UE, España recaudaría al año alrededor de 60.000 millones de euros, una cantidad que mejoraría la situación de las arcas públicas, permitiendo además recortar el agujero del déficit público, que ha superado los objetivos marcados por Bruselas en 10.000 millones de euros en 2015.

En este escenario, los Técnicos reclaman al nuevo gobierno que salga de las urnas que ponga en marcha un plan "integral, eficaz y realista" contra el fraude y la evasión fiscal que permita reducir la elevada e histórica bolsa de economía sumergida que sufre España, que asciende al 24,6% del PIB, o lo que es lo mismo, a 253.000 millones de euros.

La Vanguardia, 22-06-2016

 

droppedImage 1

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. Política de Cookies.

  Acepto Política de Privacidad
EU Cookie Directive Module Information