TLF: 958 550 101 Email: infoweb@araferasesores.com

En España, 4,81 millones de asalariados trabajan para una gran empresa (que factura más de 6 millones de euros al año). Estos empleados tienen un salario medio de 2.118 euros brutos mensuales, según las cifras que maneja la Agencia Tributaria con datos estadísticos de retenciones de IRPF e IVA que declaran estas grandes compañías. Así, según la estadística Ventas, empleo y salario en las grandes empresas, que publica el Ministerio de Hacienda, este salario medio se alcanzó en abril pasado, después de que estas grandes compañías incrementaran las retribuciones de sus empleados un 1,3% de media en comparación con el mismo mes de hace un año.

Este ha sido, por tanto, el mayor incremento salarial en las grandes empresas en casi cinco años. En concreto, desde el tercer trimestre de 2011, cuando el incremento salarial medio de estas compañías fue del 1,6%. Este repunte salarial tiene dos principales motivos. Por un lado una nueva mejora de las ventas de estas compañías y, por otro, el impacto positivo generado en los pagos de las grandes empresas del sector público, que abonaron en abril a sus trabajadores la parte que les quedaba por recibir de la paga extra de Navidad que les retiraron en 2012 por los recortes presupuestarios, según precisaron ayer los autores de esta estadística.

De ahí que el incremento salarial medio en lo que va de año en estas empresas sea de la mitad (0,6%). El alza interanual de abril es también superior al incremento medio que se está pactando en los convenios colectivos hasta abril (1,1%) e inferior a la recomendación del acuerdo de negociación colectiva firmado por patronal y sindicatos, que aconsejaba subidas del 1,5% para 2016. En cuanto a la mejora de las ventas, ésta se tradujo en un incremento de la facturación del 4,6% en abril respecto a hace un año. Si bien, los técnicos que elaboran esta encuesta precisaron también que los datos anuales de marzo y abril conviene analizarlos de forma conjunta por la movilidad de la Semana Santa. De esta forma, el aumento promedio de las ventas en ambos meses fue del 2,6% y el incremento promedio de los cuatro primeros meses del año, del 2,3%.

Estos resultados, precisan los responsables de Hacienda, no alteran el diagnóstico de meses previos: “el crecimiento (de las ventas) es aún muy significativo, aunque suavemente descendente desde el techo alcanzado en el segundo”. Las ventas interiores siguieron mostrando más pujanza que las exportaciones. Así en el promedio de marzo y abril, las primeras aumentaron un 3,3%, aupadas, sobre todo por las ventas de bienes y servicios de consumo, que avanzaron un 5,3% y las ventas de bienes de equipo y software que, aún siendo más volátiles, aumentaron un 6,2% en estos dos meses.

El País, 07-06-2016

 

droppedImage 1

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. Política de Cookies.

  Acepto Política de Privacidad
EU Cookie Directive Module Information