TLF: 958 550 101 Email: infoweb@araferasesores.com

La clase media ya aparece como la perdedora de la recuperación económica. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en 2015 el salario del 10% de españoles que más cobra aumentó de media un 3,63%. En cambio, la retribución de los sueldos entre 1.300 y 1.900 euros al mes retrocedió un 0,88%. Y las remuneraciones por debajo de unos 1.100 euros apenas repuntaron un 0,84%. Es decir, las rentas medias no lograron beneficiarse de la mejora de los indicadores.

Si se toman las cifras de la última década, los 1,4 millones de personas que más cobran engordaron su sueldo un 33,9% desde 2006. Por el contrario, el colectivo de ingresos más bajos, compuesto fundamentalmente por trabajadores a tiempo parcial cuya remuneración ronda los 420 euros, ha perdido un 11,4% de salario.

Al examinar las retribuciones de unos 1.000 euros o menos, éstas apenas han subido un 3%. De modo que durante la última década se está agudizando la dualización del mercado laboral. Hasta el punto de que los salarios más altos cobran 1.210 euros más al mes que hace una década. Y los más pobres se embolsan unos 54 euros mensuales menos que hace diez años. Durante ese mismo periodo, las franjas intermedias han ganado un 18,5% más de media, esto es, 252 euros.

La Encuesta de Población Activa que elabora el INE recoge a todos los asalariados y los divide en 10 grupos iguales en función de los ingresos brutos de su principal empleo. En 2015, cada grupo o decil asciende a unos 1,4 millones de personas. En esta estadística, el primer colectivo de 1,4 millones de personas es el que menos cobra con un salario medio de 420 euros y va subiendo hasta el colectivo número 10, aquel donde figuran los salarios más elevados y que en 2015 de media se embolsaron unos 4.784 euros al mes.

Atendiendo a estos guarismos, los dos grupos peor retribuidos han perdido estipendio desde el año 2009. Con un salario medio de 1.100 euros, el tercer decil empezó a recortar su sueldo en 2010 hasta 2014. Y con una media de 1.300 euros, el cuarto ha reducido su paga media desde 2011 hasta 2015.

No obstante, los datos probablemente sean, en realidad, bastante más cruentos. De hecho, hay que leer estas estadísticas con cautela: al expulsar primero del mercado de trabajo a los temporales y por lo tanto peor pagados, se ha producido un efecto composición que hace que el salario medio suba conforme se despide a los trabajadores más baratos. Es decir, la pérdida de empleados ha provocado que el salario medio bruto suba en la estadística todos los años, desde los 1.572 euros en 2006 a los 1.893 euros en 2015.

Cinco Días, 14-11-2016

 

droppedImage 1

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. Política de Cookies.

  Acepto Política de Privacidad
EU Cookie Directive Module Information