TLF: 958 550 101 Email: infoweb@araferasesores.com

Los tribunales están mostrando en sus últimos fallos una tendencia a la sobreprotección de las marcas notorias. Este uso expansivo de la protección reforzada puede generar, muchas veces, decisiones discutibles.

La función de una marca es indicar el origen de un producto y reflejar su calidad. Los titulares de estas enseñas realizan grandes esfuerzos e invierten importantes cantidades de dinero para posicionarla y protegerla, y que el consumidor las asocie con un cierto estilo de vida o un producto de lujo. Sin embargo, esta estrategia también es una puerta abierta a las imitaciones.

Frente a esta situación, estas marcas estrella gozan de lo que se denomina una protección reforzada. Este tipo de escudo legal, que genera cierta polémica entre los especialistas por el modo de aplicación en los tribunales, no se centra ya en velar y eliminar una posible confusión para el consumidor, sino que prima la protección de la marca notoria frente a un aprovechamiento indebido o un posible prejuicio.

Aunque la teoría parece correcta, la realidad es que existe una cierta tendencia en los tribunales a la hiperprotección de estas marcas renombradas. El último ejemplo se ha dado en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en el caso Adidas contra Shoe Branding Europe, que pretendía registrar como imagen clave de su marca dos bandas laterales y paralelas en el costado de sus zapatillas.

Expansión, 29-04-2016

 

droppedImage 1

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. Política de Cookies.

  Acepto Política de Privacidad
EU Cookie Directive Module Information